Mango: el árbol frutal para el cultivo de estas frutas

¡Compártelo!Share on Facebook6Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Lo principal para cultivar un árbol de mango es tener el clima apropiado. Son originarias del sur de Estados Unidos y también de climas cálidos en los que no haya heladas en invierno. En realidad con algunos de los consejos que os vamos aportar podéis cultivar un buen árbol de mango que os dará los frutos que queráis. No es nada difícil por lo que teniendo en cuenta algunos puntos podréis hacerlo sencillamente.

Árbol frutal de mango.

 

Pueden llegar a medir de 3 a 5 metros, por lo que tendremos que tener espacio suficiente para dejarlo crecer tal y cómo quiera su naturaleza.

Cuidados y riego del mango

Lo principal para cultivar el mango es el clima. Se trata de un árbol que requiere de una temperatura elevada en la época veraniega y calurosa mientras que no tiene que ser un clima con heladas en invierno. Este punto es muy importante, pues este árbol no tolera las heladas.

La temperatura idónea tiene que ser entre 26-37ºC. Y tiene que estar cerca de lugares húmedos y casi pantanosos dónde siempre haya agua alrededor que ofrezca las condiciones óptimas para su cultivo.

Pueden crecer sin problemas en una maceta (haciendo que sea un árbol enano) o en la misma tierra de nuestro jardín siempre y cuándo se cumplan las condiciones detalladas.

Tierra suelta y arenosa en dónde se drena de manera fácil. Siempre ten preparado el lugar correctamente antes de la siembra.

Poda y plagas

La plaga más importante es la antracnosis. Es muy mortal para éste árbol puesto que le afecta a todas las partes del árbol y tendremos que estar muy pendientes de la evolución.

La poda la realizaremos la de mantenimiento y también la de crecimiento para qué el árbol crezca de la manera más sana y nos de el mayor número de frutos posibles.

Semillas

Si el clima es idóneo será muy fácil que nuestra semilla germine. La mejor época de plantación de la semilla del mango es a finales de la primavera y a principios del verano.

Si te ha gustado el post o te parece interesante, compártelo. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.