Fresal o fragaria: para el cultivo de fresas

¡Compártelo!Share on Facebook2Pin on Pinterest4Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La fragaria o el fresal, si bien dan frutos no pueden considerar árboles de frutas como tales. Se trata más bien de una planta que bajo unas hojas de puntas redondeadas nacen los frutos en forma de fresas. Crece en las tierras boscosas, con muchos matorrales. Encontramos también plantas más pequeñas y otras trepadoras. Veamos cómo podemos cuidarlas y cultivarlas en nuestra casa.
Fresal, planta de fresas

Tienen mucha capacidad de superviviencia, siendo capaces de moverse por el suelo buscando siempre la mejor tierra que sea capaz de aportar el mayor número de nutrientes.

Cuidados y riego del fresal

Pueden llegar a dar frutos durante todo el año. Podemos protegerlas mediante un trozo de plástico o botella de agua para que el fruto nazca antes.

Un buen abono es fundamental para su crecimiento. Busca un buen abono de caballo natural y enriquece con ello los hoyos en los que vayas a plantar la planta. Es uno de los puntos más importantes para el éxito del cultivo, por lo que no deberás descuidarlo.

Para evitar que los frutos se pudran al contacto con la tierra, ten en cuenta que el fresal es una planta frutal el con muy poca altura, coloca paja seca alrededor de cada planta. Los frutos darán mejor resultado.

Requieren de riego abundante por lo que tendrás que regarlas a menudo si quieres que mantengan la humedad necesaria para que den frutos.

Y por último, ten en cuenta que los pájaros se alimentan de estos frutos por lo que no debes dejar que accedan a los fresales fácilmente. Utiliza redes que protejan pero que a la vez no te impidan cuidarlas con normalidad y facilidad.

Poda y plagas del fresal

Los pulgones, araña roja, gorgojos y la rosquilla negra (una larva que se come las hojas) son las plagas más conocidas y dañinas para estas plantas. El cuidado y el evitar que estos insectos se alimenten de las plantas será básico.

Semillas del fresal

Lo mejor es que para la siembra compremos un plantón, semilla, que ya esté crecido. Y además, cada año, como estas plantas se mueven podremos cultivar plantas nuevas en vez de las viejas, mejorando la producción general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.