Castaño: un árbol que nos dará frutos en otoño

¡Compártelo!Share on Facebook6Pin on Pinterest1Share on Google+0Tweet about this on Twitter

¿A quién no le gustan las castañas? El castaño nos recuerda irremediablemente al otoño y a la entrada del frío. Es común ver vendedores de castañas asadas desde octubre hasta bien entrado en diciembre dando paso al frío invierno. En definitiva, se trata de un árbol muy conocido que podemos plantar también en nuestro jardín. Como siempre, recordaremos los cuidados básicos del castaño para poder cultivarlo con éxito.

Castaño árbol frutal para el jardín.

Puede alcanzar hasta los 30 metros de alto si lo plantamos en la tierra, por lo que si estamos buscando un árbol alto este es sin duda una buena opción.

Cuidados y riego del castaño

Se trata de un árbol muy vistoso con una corteza gruesa y marrón muy característica. Los frutos salen en una funda de pinchos que se irá secando hasta hacerse una cáscara dura que será la qué se caiga del árbol.

Colócalo en un lugar húmedo. Gusta mucho de agua por lo qué en climas húmedos como en el norte de Europa es un árbol muy común. En aquellos lugares en los que el agua es escasa a lo largo del año no suelen sobrevivir, a no ser que los estemos regando con mucha frecuencia.

Plántalo, en un lugar fuera de las corrientes, dónde reciba luz, pero no el sol directo. Este punto es imprescindible, puesto que si requiere humedad, lo ideal será que esté a la sobra en un lugar húmedo. Tened en cuenta este punto cuándo decidáis dónde se va a plantar.

Florece en el mes de julio y recogeremos las castañas con los vientos de otoño por octubre y noviembre. Procura ofrecer siempre un suelo nutrido y rico en minerales y recursos orgánicos. Esto junto con la humedad será lo más importante que necesitemos para nuestro castaño.

Poda y plagas

Realizaremos una poda desarrollo durante los primeros años, y después realizaremos podas de mantenimiento. Es importante también retirar las hojas y ramas secas que van enfermando durante el año.

No hay plagas generales que afecten al castaño directamente, más qué cualquier pájaro que pueda hacerse con los frutos.

Semillas

Sembraremos los esquejes tanto en primavera, una vez han terminado las heladas, como en otoño cuándo todavía con días templados y sin helar. Podremos sembrarla mediante semillas, pero el crecimiento de este árbol es muy lento por lo que tardará años en darnos fruto.

Lo ideal es plantar esquejes de otros árboles ya crecidos para qué no tarden tanto en dar frutos.

Si te ha gustado la entrada, compártela. 🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.